A un día de cumplir sus 133 años, la localidad cordillerana recibió la visita del Senador Nacional Guillermo Pereyra, quien junto al Intendente Carlos Corazini y al Viceintendente Enrique Flores, realizó un acto de entrega de equipamientos deportivos para diferentes instituciones.

DSC_0109Con una Casa del Bicentenario colmada de simpatizantes, Pereyra y su equipo hicieron aportes de camisetas y pelotas para clubes de fútbol, también patines para el Club Cordillera y su Subcomisión Aliwe. Por otra parte, y a pedido de la Secretaría de Turismo y la Subsecretaría de Medioambiente de la ciudad, la Casa del Senador aportó bolsas ecológicas para “poder desterrar de Junín de los Andes las bolsas de nylon que tanto daño hacen”, según afirmó Corazini, junto a remeras y gorras con el logo de la localidad.

“La idea es poder intercambiar ideas y proyectos, ayudar y colaborar con todos los municipios en las diferentes gestiones que tienen que hacer en la capital, ya que los legisladores pueden abrir puertas para poder destrabar conflictos como la paralización de obras y problemas con el gas, entre otros. Es muy importante trabajar con las diferentes instituciones y clubes de barrios porque son ellos quienes ayudan con el deporte, que es lo máximo para los jóvenes y los niños. Las gestiones fueron hechas por Carlos Corazini, quien siempre está solicitando diferentes inquietudes para su comunidad, y está bien que así lo haga. Muy felices 133 años para Junín de los Andes”, expresó el senador.

También hizo uso de la palabra el Intendente Corazini, quien agradeció a todos los presentes, y “sobre todo al Senador Pereyra y su equipo, es una satisfacción muy grande su visita. Quiero reconocer el aporte que hacen ya que es de los pocos senadores que se toma el trabajo de estar al tanto de las necesidades de cada municipio. Su presencia y colaboración a conciencia desde su banca en el Senado hace que nos sintamos acompañados”, afirmó el jefe comunal.

Estuvieron presentes también los concejales del Movimiento Popular Neuquino Laura Riffo y Carlos Rivera, integrantes del gabinete de Corazini y Flores, y público en general